Mejora tu pádel: algunos consejos

Comment

Blog

A diferencia del tenis, el pádel es un deporte agradecido, puesto que se puede jugar sin haber recibido clases, sobre todo si se tiene buena velocidad de reacción y de movimientos, porque basta con llegar «a tiempo» a la pelota para golpear y pasarla al otro lado de la red.

Ahora bien… ¿Te interesa mejorar tu juego?

Si es así, búscate un/a buen/a profesional y acude a sus clases 🙂

Clases, ¿para qué?

1. Para aprender la técnica de los golpes así como cuándo y por qué usarlos. Porque si aprendes de manera autodidacta y mal, al repetirlos se van mecanizando y luego será bastante difícil corregirlos.

2. Para aprender a distinguir y analizar tu sistema de juego y plantear tácticas en función de lo que sabes hacer y lo que conviene en cada situación, teniendo en cuenta lo que pueden hacer lxs rivales.

3. Para aprender a jugar y competir con una mente sólida cada enfrentamiento.

¿Si ejecutas bien todos los golpes ya sabes jugar? 

No siempre, porque realizar muy bien el golpeo, incluso jugando lindo, no es suficiente a la hora de competir, ya que debes saber decidir cuándo uso tal golpe y por qué. Eso es conocer y entender el juego del pádel, que es técnico, físico y mental.  Es responsabilidad también de lxs monitorxs conocer y enseñar el reglamento.

¿Puedo jugar al pádel si estoy en baja forma?

Si, pero es importante entrenar y mejorar ese estado físico para jugar mejor y sin riesgos de lesión.

¿Qué otras cosas puedo aprender?

Algo vital para ahorrarnos lesiones y dolores musculares: aprendemos a ser metódicxs y disciplinadxs entrando en calor antes de clase y antes de cada partido. Lo ideal sería llegar 10 minutos antes de la clase para hacer el calentamiento general (antes de cada partido hay que hacerla durante 15 o 20 minutos).

¿Cómo es un calentamiento?

La entrada en calor general comienza con una carrera con cambio de ritmo y direcciones, porque el pádel es un deporte acíclico, con arranques y frenadas bruscas para llegar a la pelota. 

Hay que realizar igualmente movimientos articulares y estiramientos dinámicos.

La entrada en calor específica podría consistir en un peloteo suave, jugando pelotas entre la línea de servicio y la red; poco a poco vamos a ir jugando con más profundidad y más rápido, en relación a la condición física personal, porque de nada sirve pegarle fuerte y rápido a la pelota si luego no tengo «piernas» para llegar.

¿Qué más?

Al terminar la clase o el partido, también debemos estirar. Sobre todo, para evitar las agujetas. Debemos realizar estiramientos de toda la cadena muscular entre 10 a 15 segundos y repitiendo dos veces.

Es importante hidratarse bien antes, durante y después de los entrenamientos y partidos, así como mantener una buena alimentación para contar con energía necesaria.

Os animo a jugar, que vayáis a clases con una mente abierta y sobre todo que os divirtáis jugando y compitiendo.

Imagen relacionada

Imagen de un vídeo de mejora tu pádel de Manu Martin

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *